BRICKS

LE BAIN

Un baño como elemento unificador de dos habitaciones para dar origen a una gran suite en la que duermes, te relajas y trabajas.

La necesidad inicial del cliente era reformar el cuarto de baño, pero, porque no ir más allá ganando espacio y funcionalidad?. Dos armarios empotrados eran el único obstáculo y decidimos prescindir de ellos y para no perder capacidad de almacenaje, implementamos armarios en el espacio que se convertiría en zona de trabajo.

Manteniendo la línea de apertura, se diseño un baño abierto con ducha acristalada que da al dormitorio perimetrada por una gran pieza de roble a modo de banco y mesilla. En la zona de dormitorio, la pared del cabecero empapelada con un papel de sisal natural y un aplique con lector hecho de barro invita al descanso y el relax.

El espacio central del baño queda totalmente abierto, con acceso libre a un gran mueble chapado en madera de roble, a juego con la gran bancada, y un gran espejo retroiluminado. A ambos lados dos cerramientos de cristal independizan la cabina del inodoro y la ducha. Un papel vinílico recorre el baño y parte del espacio destinado al trabajo unificando espacios al igual que lo hace el banco de roble.

Azules y marrones en los papeles, la madera, la piedra natural en ese cuenco lavabo y en la baldosa de gran formato para ducha y suelo además de la riqueza del cobre en las griferías se funden entre sí sin perder su esencia y aportando a todo el espacio una gran personalidad.

La importancia de la luz vuelve a ser vital dependiendo de la zona que se quiere iluminar, pero una vez más, la funcionalidad no tiene que carecer de belleza, pero esta, la que, sin función, deja de ser bella.

Localización: Zaragoza
Colaboran: Studio Luz, Bagil, Tartán, Imco
Cliente: Particular
Imágenes: Daniel Surutusa
Año: 2023
Diseño de proyecto: Nati Hueso

LE BAIN

LE BAIN